Ministerio de Relaciones Exteriores
Viernes, 12 Noviembre 2010 09:22

Naciones Unidas proclama 24 de marzo como “Día Internacional por el Derecho a la Verdad” en honor a Monseñor Romero

Escrito por 
Valora este artículo
(11 votos)
La Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos, adoptó ayer por consenso la resolución que proclama el 24 de marzo como “Día Internacional por el Derecho a la Verdad en relación con Violaciones graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas”, rindiendo de esa forma un justo homenaje a Monseñor Óscar Arnulfo Romero, arzobispo salvadoreño que se constituyó en un incansable defensor de los derechos humanos hasta su martirio.

El Representante Permanente Alterno ante Naciones Unidas, Carlos García, afirmó que la iniciativa reconoce la necesidad de promover la memoria histórica y la importancia del derecho a la verdad y la justicia. Asimismo busca rendir tributo a personas que como Monseñor Romero dedicaron su vida a promover los derechos humanos de todos, protegiendo a los más vulnerables y desposeídos.
La resolución, propuesta por El Salvador, contó con el copatrocinio de 45 países miembros de Naciones Unidas: Argentina, Austria, Bolivia, Cuba, Dinamarca, Finlandia, Francia, Gabón, Guatemala, Hungría, Nicaragua, Perú, Polonia, República Dominicana, Venezuela, Armenia, Albania, Bélgica, Colombia, Ecuador, Honduras, Italia, Panamá, Grecia, Chile, Croacia, Serbia, Eslovenia, Montenegro, Chipre, Jamaica, Portugal, Luxemburgo, Uruguay, Costa Rica, Brasil, México, España, Alemania, Moldova, Rumania, Azerbaiyán, Seychelles, Paraguay e India.

El 24 de marzo pasado, el Presidente Mauricio Funes reconoció el legado de Romero y en nombre del Estado salvadoreño pidió perdón por el magnicidio perpetrado hace 30 años.  En el marco de las actividades para rendir homenaje a Monseñor, el Gobierno de El Salvador a través de su embajada en Ginebra presentó la iniciativa para proclamar el Día Internacional por el Derecho a la Verdad. La moción fue apoyada en junio por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en pleno y posteriormente sometida a la Asamblea General del organismo multilateral.

Monseñor Romero con visión de profeta nos dijo “la palabra queda y éste es el gran consuelo del que predica, mi voz desaparecerá, pero mi palabra que es Cristo quedará en los corazones que la hayan querido acoger”. Este día, la palabra y la labor de este gran salvadoreño ha sido escuchada, reconocida y elogiada por el mundo entero. Como fruto de esta histórica resolución cada 24 de marzo toda la comunidad internacional recordará al arzobispo salvadoreño y su legado.
Visto 8005 veces

Medios

Dog